Ads 468x60px

domingo, 28 de abril de 2013

Programa de Educación Preescolar 2011



La Reforma Integral de la Educación Básica (RIEB), se centra en los procesos de aprendizaje de las y los alumnos, al atender sus necesidades específicas para que mejoren las competencias que permitan su desarrollo personal.


  


Los Programas de estudio 2011 contienen los propósitos, enfoques, Estándares Curriculares y aprendizajes esperados y se centra en el desarrollo de competencias con el fin de que cada estudiante pueda desenvolverse en una sociedad que le demanda nuevos desempeños para relacionarse en un marco de pluralidad y democracia en un mundo global e interdependiente.

Los cambios más significativos en éste nuevo PEP 2011, consisten en la reformulación y reducción del número de competencias, el replanteamiento de la columna “Se favorecen y se manifiestan cuando…”, con el fin de resaltar los aprendizajes esperados y la incorporación de estándares curriculares.

                              




I. Características del Programa
En el marco de las disposiciones legales vigentes el Programa  de Educación Preescolar 2011 es nacional, de observancia general en todas las modalidades y centros de educación preescolar, sean éstos de sostenimiento público o privado, que atiendan a la población infantil en el periodo de edad correspondiente. El programa tiene las siguientes características:

a) Establece propósitos globales para la educación preescolar.


En virtud de que no existen patrones estables o típicos respecto al momento en el que las niñas y los niños pequeños logran tales o cuales capacidades, en  este programa los propósitos  expresan los logros que se espera tengan los niños al cursar este nivel educativo, es decir, como resultado de los tres grados  que lo constituyen. En cada grado se diseñarán actividades con niveles distintos de 

complejidad en las que habrán de considerarse los logros que cada niño y niña ha conseguido y sus potencialidades de aprendizaje, para garantizar su consecución al final de la educación preescolar.

b) Los propósitos educativos se especifican en términos de competencias que los alumnos deben desarrollar


Este programa está enfocado al desarrollo de competencias de las niñas y de los niños que asisten a los centros de educación preescolar. Esta decisión de orden curricular tiene como finalidad principal propiciar que los alumnos integren sus aprendizajes y los utilicen en su actuar cotidiano.


En el programa se concibe que una competencia es la capacidad que una persona tiene de actuar eficazmente en cierto tipo de situaciones mediante la puesta en marcha de conocimientos, habilidades, actitudes, valores.  

La selección de competencias que incluye este programa se sustenta en la convicción de que las niñas y los niños ingresan a la escuela con un acervo importante de capacidades, experiencias y conocimientos que han adquirido en 


los ambientes familiar y social en que se desenvuelven, y de que poseen enormes 
 potencialidades de aprendizaje. 

En el trabajo educativo deberá tenerse presente que una competencia no se adquiere de manera definitiva: se amplía y se enriquece en función de la experiencia, de los retos que enfrenta el individuo durante su vida, y de los problemas que logra resolver en los distintos ámbitos en que se desenvuelve. En virtud de su carácter fundamental, el trabajo sistemático para el desarrollo de las 
competencias (por ejemplo, que los alumnos se desempeñen cada vez mejor, que sean capaces de argumentar o resolver problemas es propósito de la educación preescolar, pero también de la educación primaria y de los niveles subsecuentes; siendo aprendizajes valiosos en sí mismos, constituyen también los fundamentos del aprendizaje y del desarrollo personal futuros.

Centrar el trabajo en competencias implica que la educadora haga que las niñas y los niños aprendan más de lo que saben acerca del mundo y que sean personas cada vez más seguras, autónomas, creativas y participativas; ello se logra  mediante el diseño de situaciones didácticas que impliquen desafíos para las niñas y los niños (que piensen, se expresen por distintos medios, propongan, distingan, expliquen, cuestionen, comparen, trabajen en colaboración, manifiesten 
actitudes favorables hacia el trabajo y la convivencia, etcétera).

c) El programa tiene carácter abierto
La naturaleza de los procesos de desarrollo y aprendizaje de las niñas y los niños menores de seis años, así como la diversidad social y cultural del país, hace sumamente difícil y con frecuencia arbitrario establecer una secuencia detallada de metas específicas, situaciones didácticas o tópicos de enseñanza; por esta razón, el programa no define una secuencia de actividades o situaciones que deban realizarse sucesivamente con las niñas y los niños.

En este sentido, el programa tiene un carácter abierto; ello significa que es la educadora quien debe establecer el orden en que habrán de abordarse las
competencias establecidas y seleccionar o diseñar las situaciones didácticas que 
 considere más convenientes para promoverlas. Igualmente, tiene la libertad de seleccionar los temas, problemas o motivos para interesar a los alumnos y 
propiciar su aprendizaje. De esta manera, los contenidos que se aborden serán relevantes en relación con las competencias a favorecer y  pertinentes  en los contextos socio-culturales y lingüísticos de las niñas y los niños.


II. Propósitos de la educación preescolar en el marco de la educación básica


Los propósitos que se establecen en este programa constituyen el principal componente de articulación entre los tres niveles de la educación básica y se relacionan con los rasgos del perfil de egreso.

Reconociendo la diversidad lingüística y cultural, social y étnica que caracteriza a nuestro país, así como las características individuales de las niñas y los niños, durante su tránsito por la educación preescolar en cualquier modalidad -general, indígena o comunitaria- se espera que vivan experiencias que contribuyan a sus procesos de desarrollo y aprendizaje, y que gradualmente:

Aprendan a regular sus emociones, a trabajar en colaboración, resolver conflictos a través del diálogo, y a respetar las reglas de convivencia en el aula, en la escuela y fuera de ella, actuando con iniciativa, autonomía, y disposición para aprender.

- Adquieran confianza para expresarse, dialogar y conversar en su lengua materna; mejoren su capacidad de escucha y enriquezcan su lenguaje oral al comunicarse en situaciones variadas.

- Desarrollen el interés y el gusto por la lectura, usen diversos tipos de texto y sepan para qué sirven; se inicien en la práctica de la escritura al expresar gráficamente las ideas que quieren comunicar y reconozcan algunas propiedades del sistema de escritura. 

-  Usen el razonamiento matemático en situaciones que demanden establecer relaciones de correspondencia, cantidad y ubicación entre objetos al contar, estimar, reconocer atributos, comparar y medir; comprendan las relaciones entre los datos de un problema y usen estrategias o procedimientos propios para resolverlos.

- Se interesen en la observación de fenómenos naturales y características de los seres vivos, y participen en situaciones de experimentación que los hagan describir, preguntar, predecir, comparar, registrar, elaborar explicaciones e intercambiar opiniones sobre procesos de transformación del mundo natural y social inmediato, y adquieran actitudes favorables hacia el cuidado del medio ambiente.

- Se apropien de los valores y principios necesarios para la vida en comunidad, reconociendo que las personas tenemos rasgos culturales  distintos, actúen con base en el respeto a las características y los derechos  de los demás, el ejercicio de responsabilidades, la justicia y la tolerancia, el reconocimiento y aprecio a la diversidad de género, lingüística, cultural y 
étnica. 

- Usen la imaginación y la fantasía, la iniciativa y la creatividad para expresarse a través de los lenguajes artísticos (música, plástica, danza, teatro) y para apreciar manifestaciones artísticas y culturales de su entorno y de otros contextos.

- Mejoren sus habilidades de coordinación, control, manipulación y desplazamiento,  practiquen medidas de salud individual y colectiva para preservar y promover una  vida saludable y comprendan qué actitudes y medidas adoptar ante situaciones que pongan en riesgo su integridad personal.

III. Estándares curriculares para la educación preescolar



En el contexto de la educación básica, se han establecido estándares curriculares que definen los logros esperados en los alumnos en cuatro periodos escolares (al término de la educación preescolar, tercer grado de primaria, sexto grado de primaria y tercer grado de secundaria). Los estándares tienen relación con el currículo de cada periodo escolar  y con el nivel de estudios previo, por lo que es importante la progresión entre las etapas.

Los  estándares  curriculares de Lenguaje y comunicación  reflejan los principios pedagógicos  establecidos en el Plan de estudios y en este Programa para la educación preescolar, los cuales destacan: 
• La diversidad
• El desarrollo de autoconfianza en la gente joven
• El desarrollo de una propensión al aprendizaje
• La colaboración y actividades basadas en la ciudadanía
• La solución de problemas y el impuso de la armonía en las relaciones sociales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada